Países musulmanes y países árabes

Países árabes y países musulmanes no son sinónimos

Es frecuente confundir estos dos términos, que son diferentes entre sí y que no siempre tienen en común la religión islámica. Una guía de pueblos y estados.

Aunque mucha gente y algunos medios de comunicación los utilicen como sinónimos, las palabras ‘árabe’ y ‘musulmán’ designan dos cosas distintas. La primera se refiere a una cultura y la segunda a una religión, y, a pesar de que hay muchos árabes musulmanes, también hay musulmanes no árabes y árabes de otras confesiones. ¿Quién es quién?

Definiciones de árabe y musulmán

El concepto «árabe» no se refiere ni a una etnia ni a a una religión, sino que designa a un grupo de personas que comparten los ancestros, la cultura, las tradiciones y fundamentalmente el idioma árabes. El nombre procede del lugar donde nació esta lengua, en Arabia, desde donde se fue expandiendo por África y Oriente Medio.

Los antiguos árabes llevaron en sus conquistas su religión: el islam. Ésta luego se extendería por otros lugares del mundo con tradiciones y culturas totalmente distintas, pero que también profesan la religión de Mahoma. Así, un musulmán es toda persona de religión islámica.

Los 22 países árabes están unidos en la Liga Árabe, mientras que 57 países musulmanes se integran en la Organización de la Conferencia Islámica, con menos poder en el ámbito de las relaciones internacionales que la primera.

Países árabes musulmanes y la Liga Árabe

A pesar de que comparten una misma cultura, los países del mundo árabe son muy diferentes entre sí. Nada tiene que ver, por ejemplo, Egipto con Somalia, o éste con Marruecos. Algunos se consideran árabes por encima de todo y otros tienen por encima su identidad nacional o religiosa.

Entre los miembros de la Liga Árabe, dieciocho tienen el árabe como primera lengua y su población es de cultura mayoritariamente árabe: Arabia Saudí, Argelia, Bahréin, Egipto, Emiratos Árabes Unidos, Irak, Jordania, Kuwait, Líbano, Libia, Marruecos, Mauritania, Omán, Qatar, Siria, Sudán, Túnez y Yemen. Además, aunque no estén reconocidos como estados por la ONU, también son naciones árabes Palestina y el Sáhara occidental.

[publi]

La mayoría de ellos tiene el islam como religión oficial pero no son estados islámicos, en los que la política está ligada a las enseñanzas del Corán.

Otros países integrados en la Liga y que forman parte del mundo árabe son Yibuti, Somalia y las Comores, que tienen un gran porcentaje de araboparlantes que conviven con otras culturas e idiomas.

De los cristianos maronitas a los israelíes: árabes no islámicos

Dentro de estos países hay pueblos que adoptaron la cultura y el idioma árabe pero no la religión musulmana. Entre ellos se cuentan los árabes cristianos, presentes sobre todo en el Líbano y Egipto (son los cristianos maronitas católicos y los cristianos coptos ortodoxos, respectivamente).

En Israel, y sobre todo el Jerusalén, también hay árabes israelíes, que son ciudadanos de nacionalidad israelí que hablan árabe, descendientes de los palestinos que se quedaron dentro del estado judío tras su creación. La mayoría son musulmanes, pero hay un buen grupo de cristianos y drusos (también hay árabes drusos en Siria y Líbano).

Países musulmanes no árabes: África y Oriente Medio

En África, y muchas veces limítrofes con los países árabes, hay países musulmanes con otras etnias, idiomas y culturas. Los países con población musulmana y tradiciones africanas son Benín, Burkina Faso, Camerún, Chad, Costa de Marfil, Gabón, Gambia, Guinea-Bissau, Malí, Mozambique, Níger, Nigeria, Senegal, Sierra Leona, Somalia, Sudán, Togo y Uganda. Entre ellos hay algunos estados oficialmente laicos, aunque el islam tiene mucha presencia en las relaciones sociales y, a veces, políticas.

También hay minorías con otras lenguas en los países árabes, entre las que destacan los bereberes (mayoritariamente musulmanes, aunque también hay cristianos y judíos) y los kurdos, un pueblo repartido entre Armenia, Irak, Irán, Turquía y Siria.

Por último, dos de los países de Oriente Medio que más titulares provocan son musulmanes, pero no árabes: Afganistán e Irán.

La mayor nación islámica del mundo, en Asia

A muchos les sorprende que el país con más musulmanes del mundo sea Indonesia, pero lo cierto es que el islam está muy extendido por el continente asiático. Es la religión mayoritaria, además de en el mencionado archipiélago, en Pakistán, Malasia, Brunei y la mayoría de los países de Asia Central: Azerbaiyán, Kasajastán, Turkmenistán, Kirguistán, Uzbekistán y Tayikistán. El país musulmán menos poblado del mundo, la República de las Maldivas, también está en Asia.

Musulmanes en Sudamérica

El continente americano es, por lo general, cristiano, pero hay dos excepciones: Guyana y Surinam. Las dos antiguas colonias, de Gran Bretaña y los Países Bajos respectivamente, tienen importantes minorías de religión islámica. La mayor parte de los musulmanes de estos territorios son de etnia asiática (procedentes de Indonesia y el sur del continente) y africana, y algunos descienden de inmigrantes afganos.

Los Balcanes y Turquía, hogar de los musulmanes europeos

Por último, también en Europa hay varias naciones y pueblos islámicos. El país más destacado es Turquía, que tiene la particularidad de ser un país con un 99% de musulmanes, pero oficialmente laico. También la República Turca de Chipre, no renocida como estado, es musulmana.

El resto de los países musulmanes europeos están en la península de los Balcanes. En Albania y Kosovo -aún no reconocido como estado por parte de la comunidad internacional- conviven musulmanes con cristianos, que son la mitad de la población en el primero y una minoría en el segundo. Bosnia-Herzegovina fue el símbolo de la diversidad religiosa en Yugoslavia hasta su fragmentación, y hoy está dividida en dos entidades enfrentadas: una integrada por bosniacos o bosnios musulmanes y croatas católicos y otra casi excusivamente por serbios ortodoxos.

Así, el mundo musulmán y el mundo árabe, aunque a veces se solapen, forman dos realidades muy diferentes, y aún así hay grandes divergencias incluso dentro de los mismos países. Hoy siguen siendo grandes desconocidos para el gran público occidental, que a veces cae en el error de llamarlos ‘islamistas’. Sin embargo, tampoco es lo mismo islámico o islamista: el primero es quien sigue el islam, y el segundo el que es partidario de los movimientos integristas.

39 Comments

  1. Marc Borgia dice:

    Las culturas diferentes son enriquecedoras, en todas ellas hubo, hay y habrá quienes quieran separarnos y dividirnos, quienes quieran oprimir al más débil o a las minorías, ( muy condenable por supuesto) pero aún así, el bien es siempre superior al mal, si no, ya nos hubiéramos extinguidos, y por el contrario cada año, somos más humanos sobre la tierra. Y finalmente, muchas gracias por este trabajo de información, bravo por ello.

  2. charly dice:

    La mujer vale muy poco en muchos países musulmanes, no tienen apenas derechos.
    alli no van las feministas a quejarse, saben el peligro que corren.. el machismo es impresionante.

  3. Miguel dice:

    Muy buena la info, gracias, que bueno aprender de otras culturas, en las cuales la informacion que nos brindan no siempre esta bien intencionada, y muchas veces confindida, gracias nuevamente, muy interesante!!!

  4. Angélica Orozco dice:

    Me encanta saber de.culturas de otros paises. No entiendo por qué hay guerras en algunos países árabes. Me encanta su música y los atavíos que usan las mujeres para las danzas árabes

  5. daniela dice:

    Hola muy lindo las costumbres y leyes . pero me da miedo uno nunca sabe realmente como es su costumbre de las puertas para adentro de d una casa . saludos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.