Quién manda en la economía: Banco Mundial, BCE, FMI, OMC y G-8

El BCN, el G-8 ... son algunos actores que controlan la economía mundial

En las noticias sobre la crisis es frecuente mencionar a alguno de los organismos que llevan las riendas de la economía. Funciones, miembros e influencia.

La información económica está, en muchas ocasiones, redactada por y para expertos, y deja fuera de juego al lector medio, que se pierde entre tipos de cambio, Dow Jones y deflaciones. Muchas veces se habla de las medidas del G-8 o del Fondo Monetario Internacional (FMI), que afectan directamente a la vida de los ciudadanos, y estos ni siquiera tienen claro quién o qué toma las decisiones. Ni por qué. Una guía rápida para entender quién es quién en la cúpula de la política económica mundial.

Banco Mundial, ¿los buenos samaritanos del mercado financiero?

Es un organismo de la ONU que se fundó para reconstruir los países afectados por la Segunda Guerra Mundial. Con sede en Washington y 186 países miembros, su objetivo es, según su página web, “combatir la pobreza con pasión y profesionalidad”, y en efecto su función principal es facilitar créditos a países en desarrollo para proyectos que impulsen sus economías.

El dinero viene de dos fuentes. La primera son los países miembros, que son una especie de ‘accionistas’ del banco, y por tanto cuentan con un poder de decisión proporcional a su aportación económica. Esto supone que en la toma de decisiones recae sobre todo en los mayores accionistas, que son Estados Unidos (quien además tiene el privilegio de que el presidente del organismo, actualmente Robert Zoellick, es siempre de este país), Japón y Europa Occidental. La segunda fuente de ingresos es la venta de bonos del Banco Mundial comprados por inversores privados, es decir, que gran parte de éste está controlado por los mercados.

La acción del Banco Mundial ha provocado numerosas críticas por su forma de entender el desarrollo puramente como estabilidad económica, principalmente equilibrio en la balanza de pagos (es decir, que en los países no gasten más dinero del que ingresan) y no como desarrollo social, a pesar de las reivindicaciones del organismo de que sí lo tiene en cuenta.

Fondo Monetario Internacional, el gurú económico

Creado a la par que el Banco Mundial y también en el seno de la ONU, la función del FMI es velar por la estabilidad económica de sus 186 miembros. “Supervisar el sistema monetario internacional a fin de asegurar su buen funcionamiento y vigilar el cumplimiento por cada país de sus obligaciones en materia de política económica” son sus objetivos según sus estatutos. Siempre ha estado presidido por un europeo, y su actual director gerente es el francés Dominique Strauss-Kahn.

[publi]

Es decir, el FMI es el ‘ojo que todo lo ve’ en materia económica, el guía mundial que dicta qué hay que hacer para acabar con la crisis, y, en la práctica, el que obliga a los países a tomar determinadas medidas. Por ello no sólo hace una supervisión permanente de cada miembro de manera individual sino que diseña planes de reajuste económico en los que incluye concesión de créditos, no para proyectos sino para asegurar su estabilidad económica, como los 22.500 millones de euros del rescate de Irlanda. Cuando un país acepta un préstamo del FMI se pliega también a sus requisitos, como reducir el salario mínimo en el caso de los irlandeses.

La política económica del FMI es la de sus mayores accionistas. Funciona igual que el Banco Mundial, así que en la práctica se siguen los mandatos de Estados Unidos, Europa Occidental y Japón (es decir, las economías más pro-liberalismo) a la hora de fijar criterios y planes de ajuste. En noviembre de 2010 se reestrucuró el reparto de poder para dar más peso a los países emergentes, aunque el único cambio notable fue la incorporación de China a la toma de decisiones tras convertirse en el tercer país con más porcentaje de voto, por encima de Alemania y Francia.

Banco Central Europeo, del euro a salvavidas de la UE

En principio es una institución independiente y más técnica que política. Su presidente es el francés Jean-Claude Trichet, tiene sede en Fráncfort y está compuesto por los gobernadores de los bancos centrales de la Eurozona (los dieciséis países que tienen el euro como moneda, es decir, sólo parte de la UE) y varios consejeros nombrados por los presidentes de los países miembros, aunque el resto de los países de la Unión Europea también están representados en un órgano consultivo.

Su función es asegurar la estabilidad de la moneda única, es decir, mantener el valor del euro y por tanto a las economías que lo utilizan. Para ello, el BCE es el encargado de fijar los tipos de interés en la Eurozona, lo cual, entre otras cosas, influye directamente en los ciudadanos que quieren pedir un préstamo.

Durante la crisis económica también se ha dedicado a comprar deuda pública. Esto quiere decir que se compran bonos de un Estado para quitar dinero sobrante en circulación por la falta de demanda en los mercados, es decir, para evitar la inflación y por tanto la subida de precios.

OMC, el brazo ejecutor de la globalización

La Organización Mundial del Comercio no es un organismo director, sino un foro en el que los países miembros (entre los que curiosamente no se encuentra Rusia) acuerdan tratados comerciales, cuyo cumplimiento está supervisado, a su vez, por la institución. Por ser la cara visible de la globalización, la OMC es el blanco de muchas críticas y de hecho la fuente del movimiento anti-capitalista mundial que surgió tras la Batalla de Seattle.

De hecho en su página web tiene un decálago dediez malentendidos sobre la OMC”, en la que asegura que “no aboga por el libre comercio a toda costa”, sino que sólo ejecuta lo que los países miembros quieren, y que los intereses comerciales “no tienen prioridad sobre el desarrollo”.

La OMC es el ámbito de negociación de la llamada Ronda de Doha, que es una serie de conversaciones en la que los países miembros pretenden acordar las nuevas reglas del juego comercial (que pasan por una mayor liberalización y, según los países emergentes, por la eliminación de los subsidios agrícolas en los países desarrollados). Estas negociaciones, que también son objeto de críticas, podrían concluirse en 2011, pero muchos de los actores admiten que van muy lentas.

El grupo de los ocho amplía la salita de estar

Por encima del BM, el BCE, el FMI, la OMC e incluso la Unión Europea y la ONU, se cierne el G-8, el grupo formado por Alemania, Canadá, Estados Unidos, Francia, Italia, Japón, Reino Unido y Rusia. No tiene ninguna competencia concreta, pero dado que consiste en reuniones entre los mandatarios de estos países que a su vez llevan la voz cantante en todas las organizaciones mundiales, tiene una gran cuota de poder. Por ejemplo, en una de las cumbres anuales del G-8 se decide impulsar la Ronda de Doha y en otra se acuerda que es necesaria la reforma del FMI.

En los últimos años han ido cobrando protagonismo las decisiones adoptadas en las reuniones del G-20, que amplía el poder a Arabia Saudí, Argentina, Australia, Brasil, China, India, Indonesia, México, Corea del Sur, Sudáfrica, Turquía y la Unión Europea. Las cumbres del G-8 y el G-20 se celebran ahora de manera simultánea, por lo que la influencia del primero en el segundo (y por tanto de los países con poder tradicional en los emergentes) sigue siendo notable.

3 Comments

  1. […] los ciudadanos más felices son los de Costa Rica, y el primero en la clasificación entre los países del G-20 es Brasil, que está en novena posición. De hecho, nueve de los diez estados con mayor IPF son […]

  2. […] Estos proyectos no siempre consisten en plantar bosques, sino que puede ser, por ejemplo, una central hidroeléctrica. Según el libro El mercado de las emisiones, los bonos o créditos de carbono generados de esta manera darán unos beneficios de 55.000 millones de dólares entre 2010 y 2012, gestionados por el Banco Mundial. […]

  3. […] Banco Central Europeo controla la política monetaria de la UE y fija el interés al que le prestan dinero los bancos […]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.