‘Lo peor de lo peor’: las dictaduras más represivas del mundo

Estudio sobre las dictaduras más represivas del mundo

TAS01: PYONGYANG, July 20. - North Korean leader Kim Jong Il (left) and Russian President Vladimir Putin shake hands after they signed a joint declaration in Pyongyang on Wednesday. Under the declaration, the two sides agreed to develop and strengthen bilateral relations, and to expand economic cooperation. The declaration also reflects Russia's and North Korea's positions on the most important international issues. (ITAR-TASS photo/ Sergei Velichkin, Vladimir Rodionov) ----- ÒÀÑ. Ðîññèÿ. Ìîñêâà. 20 èþëÿ. Ðàáî÷èé âèçèò ïðåçèäåíòà Ðîññèè Âëàäèìèðà Ïóòèíà â ÊÍÄÐ. Íà ñíèìêå: ïðåçèäåíò Ðîññèè Âëàäèìèð Ïóòèí /ñïðàâà/ è ðóêîâîäèòåëü ÊÍÄÐ Êèì ×åí Èð ïîñëå ïîäïèñàíèÿ Ñîâìåñòíîé ðîññèéñêî-êîðåéñêîé äåêëàðàöèè â Ïõåíüÿíå. Ôîòî Ñåðãåÿ Âåëè÷êèíà è Âëàäèìèðà Ðîäèîíîâà (ÈÒÀÐ-ÒÀÑÑ)

En los informes sobre derechos humanos, varios países destacan sobre los demás por tener regímenes autoritarios muy radicales. Una lista de los dictadores más totalitarios del panorama político mundial.

En su análisis anual Libertad en el Mundo 2011, la fundación Freedom House clasifica estados y territorios como ‘libres’, ‘parcialmente libres’ y ‘no libres’ de acuerdo con un exhaustivo cuestionario sobre los derechos humanos y las libertades políticas e individuales.

La actividad de esta organización no está exenta de polémica: está sufragada por el gobierno de Estados Unidos y hay quien denuncia que su concepto de ‘libertad’ no es más que un instrumento de propaganda norteamericana.

Sin embargo, y aunque en algunos casos su criterio puede ser discutido, el informe es bastante certero en lo que llama The worst of the worst (literalmente, ‘lo peor de lo peor’), es decir, los países donde las libertades están más restringidas. Otras organizaciones como Reporteros sin Fronteras (RSF) o Human Rights Watch (HRW) coinciden: estos son los peores dictadores del mundo.

Corea del Norte, programa nuclear y gulags

“Algunos gobiernos son tan opresivos que no puede existir abiertamente ningún movimiento de derechos humanos local” dice Human Rights Watch en su Informe 2010. “Nadie se atreve”, apunta. Corea del Norte, gobernada por el ‘amado líder’ Kim Jong Il en una dictadura comunista de culto a la personalidad, es uno de ellos.

Es uno de los estados más cerrados del mundo, casi imposible de visitar. Temido por Occidente por su programa nuclear, el régimen coreano mantiene en la pobreza a gran parte de su población. Cientos de miles de personas están encerrados en campos de trabajo donde son sometidos a torturas. Kim Jong Il lleva 16 años en el poder tras heredarlo de su padre, y ahora señala a su hijo, Kim Jong Un, como sucesor.

Turkmenistán, el país de los dictadores excéntricos

El anterior dictador de esta antigua república soviética, Saparmurat Niyazov, prohibió el pelo largo y cambió el nombre del mes de abril por el de su madre. Tras su muerte en 2006, el dentista Gurbanguli Berdimuhamedou ganó unas elecciones a las que sólo se presentaban miembros del partido único.

[publi]

Además de seguir con las excentricidades de su predecesor, Berdimuhamedow sigue gobernando un régimen autoritario sin libertad de prensa y a cuyos ciudadanos les está prácticamente vetado salir al extranjero. “Ninguna organización independiente ha obtenido permiso para llevar a cabo investigaciones sobre abusos a los derechos humanos en el país”, dice HRW.

Uzbekistán y las torturas medievales

Todos los países ex-soviéticos de Asia Central, excepto Kirguistán, están hundidos en las garras del autoritarismo, pero raramente son molestados por las democracias occidentales. “El régimen uzbeko sabe que si satisface las exigencias occidentales -disponer de bases militares entre Rusia y China, derecho de paso para suministros necesarios en el conflicto afgano, y acceso a recursos energéticos-, nunca tendrá nada que temer”, explicaba la escritora Monika Zgustova en un artículo publicado en El País. Incluso España tiene intereses en la zona tras firmar contratos para enviar trenes a Uzbekistán y Kazajstán.

El líder uzbeco, Islam Karimov, lleva dos décadas gobernando un régimen de terror en el que, según destaca la revista Foreign Policy en su lista de dictadores, “etiqueta a cualquiera que le desafíe como un ‘terrorista islámico'”, excusa que utiliza para someterlos a torturas horribles: Karimov se hizo famoso en 2003 por hervir a dos personas vivas, entre otras atrocidades que comete sin apenas condena internacional.

Libia, la dictadura más larga

“Un excéntrico egoísta tristemente célebre por sus indescrifrables y pomposos discursos e igualmente erráticas políticas” es la descripción que hizo Foreign Policy sobre el dictador libio, Muamar al Gadafi, un dinosaurio que lleva gobernando el país africano cuarenta años.

La libertad de prensa, de asociación y de expresión estan muy limitadas (en 2003 un autor fue condenado a 15 años de cárcel por escribir una novela sobre los derechos humanos). Sin embargo, después de cuatro décadas, el régimen ha iniciado un ‘lavado de cara’ que ha sido aprovechado por Estados Unidos y Europa para estrechar lazos con el dictador “guiados por intereses de negocios y la cooperación de Libia en la lucha contra el terrorismo y la inmigración ilegal”, según denuncia HRW.

Sudán y el genocidio de Darfur

La dictadura sudanesa se verá previsiblemente debilitada si se confirma la emancipación en referéndum de Sudán del Sur, zona donde se encuentran la mayoría de las reservas petrolíferas del país.

Omar al Bashir ha dirigido el país durante veinte años, agitando a sus guerrillas pro-islamistas contra los rebeldes del sur en uno de los conflictos más sangrientos del siglo XX. Al Bashir cuenta con el dudoso honor de ser el primer jefe de Estado en ejercicio contra el que la Corte Penal Internacional emite una orden de busca y captura, acusándolo de genocidio en Darfur. El dictador se pasea impunemente por los países que ignoran la orden de arresto, como Egipto o Libia, y es probable que convierta Sudán del Norte en una república islámica radical tras la división del país.

Birmania, dictadura militar tradicional

Foregin Policy le da a la rebautizada Myanmar la medalla de bronce como la tercera peor dictadura del mundo, RSF tiene al país en el quinto puesto por la cola en libertad de prensa y Freedom House le da, como al resto de los regímenes aquí citados, un 7 de 7 en restricción de libertades.

El general Tan Shue tiene la imagen del típico dictador, con traje de militar lleno de medallas autoimpuestas. Ha gobernado durante dos décadas también con puño de hierro, hasta el punto de que prohibió la entrada de especialistas y se apropió de la ayuda humanitaria tras el ciclón que asoló el país en 2008 dejando miles de muertos. En 2010 ganó por primera vez unas elecciones denunciadas como fraudulentas y en las que no participó el principal partido de la oposición, encabezada por la Nobel de la Paz Aung San Suu Kyi.

Guinea Ecuatorial, ejemplo de cleptocracia

El país africano es formalmente una democracia, pero en realidad sólo dos partidos aparte del que lleva 31 años en el poder están permitidos. Guinea Ecuatorial es un país rico en petróleo, pero según alerta HRW el 77 por ciento de la población vive con menos de un dólar al día.

Mientras, el presidente Teodoro Obiang y su familia amasan, según Foreign Policy, una fortuna de más de 600 millones de dólares. “La extraordinaria riqueza en petróleo de Guinea coloca a su PIB per cápita en paridad con muchos estados europeos- lo haría si estuviera compartido”, explica la publicación. Las torturas a prisioneros políticos también son comunes en este país, adonde España envió una legación diplomática en 2009 que según HRW se centró en reforzar lazos diplomáticos sin entrar a valorar los abusos de los derechos humanos.

Eritrea, servicio militar de por vida

La antigua colonia italiana es, para RSF, el país con menos libertad de prensa del mundo. Para Foreign Policy, el dictador Isaias Afeuerki “ha convertido a su país en una prisión estatal en la que los medios independientes están clausurados, las elecciones son categóricamente rechazadas, el servicio militar indefinido es obligatorio, y el gobierno apoya más a los militantes somalíes que a su propio pueblo”.

Afeuerki fue el primero y ha sido el único presidente de este estado, que se independizó en 1993 tras pasar por manos de italianos, británicos y etíopes. Tras formar parte activa en las guerrillas revolucionarias puso al país bajo su yugo en una dictadura en la que, según HRW, “las detenciones arbitrarias, la tortura, los asesinatos extrajudiciales, las restricciones severas en la libertad de expresión y culto y los trabajos forzados son moneda común”.

Millones de personas viven bajo el arbitrario mandato de estos líderes autocráticos, que no son los únicos: sólo son el máximo exponente de las alrededor de 40 dictaduras que se estima que hay en el mundo.

GURBANGULY BERDIMUHAMEDOV GURBANGULY BERDIMUHAMEDOV

11 Comments

  1. pablo venensuela dice:

    Curioso que en etse artículo no se mencione a las dictadura más larga y una de las más
    crueles, la de Fidel Castro, de más de medio siglo (1959-2015).
    El buen periodismo debe decir la verdad, ser objetivo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.