¿Está el fin de las bolsas de plástico cada vez más cerca?

Bolsas de plásticos

La contaminación que conlleva la fabricación de bolsas de plástico y el hecho de que el 90% de ellas acaben en vertederos o en las costas, están impulsando a países de todo el mundo a tomar medidas alternativas. ¿Volverán los carritos de la compra a los supermercados?

La bolsa de plástico, compañera habitual del comprador desde que el carro de tela dejara de verse en los supermercados, puede estar próxima a extinguirse. Su distribución gratuita comenzó en España en los años setenta, lo que propició un consumo excesivo y una gran contaminación. Aunque en 2009 se añadió un coste obligatorio a su distribución en las tiendas, España sigue siendo el tercer país de Europa que más las consume. Además, es el primer productor de este tipo de bolsas, algo que podría frenar los ánimos a la hora de prohibirlas.

Cada español consume una media de 238 bolsas de plástico al año, de las cuales sólo el 10% son enviadas al contenedor amarillo, donde podrán ser recicladas. El resto acaban en los vertederos o en las costas, lo que constituye un grave peligro para la fauna. Además, la fabricación de una sola bolsa produce cuatro gramos de CO2, cifra que, multiplicada por el número de bolsas producidas a lo largo de un año, da lugar a un empeoramiento del medio ambiente alarmante.

Las bolsas de plástico en España

El Gobierno de España presentó en febrero de 2009 el Plan Nacional Integrado de Residuos, en el que se proponía la reducción a la mitad de la producción de bolsas de plástico a partir de 2010. El pasado 11 de marzo se aprobó el Proyecto de Ley de residuos y suelos contaminados, cuyo objetivo, según aparece en el Boletín Oficial de las Cortes Generales, es “regular la gestión de los residuos impulsando medidas que prevengan su generación y mitiguen los impactos adversos sobre la salud humana y el medio ambiente”. Una de las propuestas principales del plan es la reducción en un 50% de los llamados residuos domésticos, entre los que se encuentran las bolsas de plástico, para 2020.

La ley propone, además, un “calendario de sustitución de bolsas comerciales de un solo uso de plástico no biodegradable”, que comenzaría con una reducción del 60 % antes de 2013 y continuaría paulatinamente hasta la sustitución total por otro tipo de bolsa antes de 2018. En este plan no se incluyen las destinadas a contener “alimentos perecederos”, como carnes o pescados.

Además, como medida para concienciar al comprador, a partir del 1 de enero de 2015, las bolsas distribuidas deberán incluir un mensaje que alerte de los efectos nocivos que su uso implica para el medio ambiente.

Su distribución gratuita se prohibió en 2009, y muchas tiendas han aumentado su coste para impulsar al comprador a traer sus propias bolsas o a usar otras de materiales reciclables. Además, varias empresas han optado por eliminar el titanio de sus bolsas, cambiando las blancas por las transparentes.

[publi]

También existen las llamadas cajas ecológicas, presentes en algunos grandes almacenes, hipermercados y supermercados. Son zonas de pago que sólo pueden utilizar aquellos clientes que lleven sus propias bolsas o compren otras biodegradables. La ventaja de las cajas ecológicas es la posibilidad de hacer la compra sin necesidad de esperar colas para pagar, ya que, desafortunadamente, aún son pocas las personas que optan por esta alternativa.

Las bolsas en los supermercados europeos

En Europa las posiciones frente a la eliminación de estas bolsas son variadas: en el Reino Unido se logró un descenso del uso, debido al propósito de los establecimientos pequeños de limitar su entrega gratuita a los clientes. Sin embargo, tras la caída, su utilización volvió a aumentar, superando incluso a la inicial.

La ley vigente en Francia prohíbe su distribución, ya sea gratuita o mediante pago. Algunas empresas francesas con establecimientos en España han trasladado la prohibición a este país: Carrefour dejó de entregar bolsas gratuitas en 2010 en Madrid, para eliminarlas progresivamente en el resto de provincias, y ha pasado más de un año desde que Yves Rocher sustituyera sus bolsas de plástico por otras reutilizables de tela.

La cadena francesa Alcampo lleva desde 2007 ofreciendo bolsas de almidón, un componente que, una vez que la bolsa no sirve y se tira a la basura, se degrada en 90 días, frente a los más de 100 años que tardaban las de plástico. Además, su descomposición no genera materiales tóxicos. Esta alternativa cuesta 39 céntimos de euro y aguanta más que una bolsa normal, ya que soporta hasta 15 kilos de peso, lo que supone una mayor reutilización.

En Irlanda, un impuesto de 15 céntimos por bolsa en 2002 consiguió que el consumo medio de 328 bolsas por habitante y año descendiera hasta llegar a las 21. La actual tasa, impuesta en julio de 2007, es de 22 céntimos, y con ella se pretende bajar aún más el uso de este tipo de bolsas hasta su total eliminación y sustitución por otras reutilizables.

¿Hacia un mundo sin bolsas de plástico?

Pero no sólo Europa ha tomado medidas contra el uso del plástico para la fabricación de bolsas: Hong Kong siguió el mismo camino que Irlanda en abril de 2009, lo que dio como resultado un menor consumo.

En América, la ciudad californiana de San Francisco prohibió el uso de las bolsas de plástico en 2007, lo que supuso que se dejaran de utilizar cinco millones cada mes.

En México el uso de las bolsas de plástico quedó completamente prohibido en 2009. Desde entonces, los dueños de pequeños y grandes comercios deben ofrecer alternativas de materiales biodegradables, que tarden alrededor de 90 días en degradarse.

El futuro de las bolsas de plástico es incierto, pero la toma de conciencia es el primer paso hacia una política medioambiental menos agresiva. Queda esperar que España, así como el resto de países, cumpla con sus objetivos y sus promesas aunque, afortunadamente, hoy se puede decir que ese primer paso ya está dado.

URL de la imagen: http://commons.wikimedia.org/wiki/File:Shopping_cart.jpg

1 Comment

  1. PAMA dice:

    La importancia de que saber hacer con la bolsa es de la comunidad, por que las bolsas no se tirar por si solas ni salen volando, la educación ambiental es fundamental en promedio el 80% de las bolsas adquiridas en los supermercados son reutilizables.
    LO MAS IMPORTANTE ES HACER UNA REFORMA POLITICA EN MEXICO ESO EN VERDAD ES IMPORTANTE…………

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.