Festivales y celebraciones peculiares: algo más que música para pasarlo bien

Festivales curiosos del mundo

Los festivales de música son una buena opción para las vacaciones de verano… Pero no son la única. Cada año, en ciudades de todo el mundo tienen lugar celebraciones en las que la diversión está basada en actividades inusuales, pero no por ello menos válidas.

Tirarse tomates, discutir sobre poesía o ciencia, pintar y pintarse, probar comidas exóticas, hacer una guerra en el barro… Existen festivales y celebraciones que, lejos de limitarse a la música, ofrecen a quienes vayan la posibilidad de desinhibirse, de librarse de las barreras del día a día y conocer a personas con sus mismos intereses. Aunque no son tan conocidos como puede serlo el de Glastonbury o Benicassim, la diversión y las nuevas experiencias están igualmente aseguradas.

The Secret Garden Party: arte, música y sorpresas en Gran Bretaña

‘The Secret Garden Party’ es un festival que se celebra cada año en East Anglia (Reino Unido) a finales de Julio. En su página web es descrito como “un momento del año en el que puedes conectar con tus poderes creativos, explorar tus fantasías más salvajes y conocer cientos de personas que querrán conocerte. Es una reunión que sólo existe durante cuatro días – al margen de las ciudades, los horarios, las marcas y los límites – basada en la participación, que tiene la capacidad de cambiar tu vida. Es un festival de las artes… Donde todo el mundo es artista”.

El recinto cuenta con la carpa ‘Never-Ever Land’, destinada a las actuaciones teatrales; la zona ‘One Taste’, donde tienen lugar charlas sobre poesía y literatura; el restaurante ‘Soul Fire’, una zona comercial llamada ‘The Market Emporium’ y tres escenarios: ‘Great Stage’ (en el que tienen lugar los conciertos masivos), ‘Crossroads Stage’ (exclusivo para los grupos de soul y blues) y ‘The Living Room’, para actuaciones en acústico. Además, varios vehículos y barcas circulan recogiendo a quien quiera subirse, y en cada uno se realiza una acción diferente.

Pero las actividades no se limitan a lo programado: el objetivo del festival es que sean los propios asistentes los que creen y participen en los espectáculos. Obras de teatro improvisadas, taller de pinturas, bailes, batallas de barro o juegos acuáticos, son sólo unas pocas de la gran cantidad de actividades que se pueden disfrutar en ‘The Secret Garden Party’. El límite lo ponen las personas que acuden al evento, nunca se sabe qué va a pasar.

‘The Secret Garden Party’ no tiene patrocinadores ni cuenta con gran cantidad de trabajadores para organizar el evento. Por ello, aquellas personas que quieran ayudar a preparar el festival, pueden acudir cada año antes de su comienzo y participar como voluntario. A cambio, recibirán su entrada de forma gratuita.

Además de este, existen festivales similares en todo el mundo, siendo destacable el ‘Escape to New York’ (celebrado a principios de agosto), en cuya organización colabora el fundador de ‘The Secret Garden Party’, Freddie Fellowes. En su página web, se hace especial hincapié en instar a los asistentes a que sean creativos a la hora de vestir, por lo que sólo observar los atuendos estrafalarios de quienes acuden se convierte en un espectáculo. Aunque, como en el ya citado festival británico, se trata de participar y no de limitarse a mirar.

[publi]

Otras alternativas parecidas son el ‘Wilderness Festival’, que se celebra en Oxfordshire (Reino Unido) a mediados de agosto, o el ‘Glade Festival’, especializado en música electrónica, que tiene lugar cada año en un lugar diferente de Reino Unido, en junio.

Holi, el festival de los colores

Al margen de la música, todos los años tiene lugar el ‘Holi’, un encuentro donde el principal protagonista es el color. Se celebra en marzo y, aunque cuenta con un trasfondo religioso y de tradición hindú, no hace falta serlo para disfrutar del ambiente de esta festividad. Miles de personas tiñen sus caras y ropas con pigmentos para dar la bienvenida a la primavera y celebrar el triunfo del bien sobre el mal, en una fiesta que culmina con la luna llena de marzo.

El ‘Holi’ es, sobre todo, una festividad religiosa, por lo que no tiene lugar en un sitio concreto. Los principales países donde se celebra son India y Nepal, donde más del 80% de la población es hindú, además de Bali (Indonesia), donde los creyentes superan el 90% del total de habitantes.

Otras formas alternativas de entretenimiento

Además de estos festivales, todos los años tienen lugar encuentros inusuales que atraen a miles de personas de cualquier rincón del mundo. Convertirse en zombie por un día o tirarse tomates son rituales turísticos que cada vez cuentan con más adeptos.

La ‘Cow Parade’ ofrece a los visitantes de distintas ciudades la oportunidad de deleitarse con unas cuantas vacas psicodélicas, eso sí, de cerámica. Distintos artistas son los encargados de plasmar su talento en las figuras, que cada año se colocan en varios lugares del mundo. Estas rumiantes se hicieron famosas en España tras su paso por Madrid, aunque la visita las dejó perjudicadas debido al vandalismo.

En el ‘Wildfoods Festival’, que se celebra en marzo en Hokitika (Nueva Zelanda), se pueden degustar bocados… cuanto menos, inquietantes. Insectos, larvas y gusanos forman el menú del día, aunque también se otorgan premios a los mejor disfrazados. Y otro alimento es el protagonista de la Tomatina, aunque en este caso no se come. En esta “batalla tomatal”, celebrada en Buñol (Valencia, España) cada verano, todo el mundo se lleva algún que otro tomatazo.

Por último, las ‘Zombie Walks’ (Marchas Zombie) reúnen cada año a los amantes de los no-muertos, en un desfile donde miles de personas se caracterizan y actúan como ellos. El látex y el maquillaje hacen de esta celebración una alternativa terrorífica de pasar el día. México, Argentina, Barcelona o Madrid, entre otras, han visto sus calles más emblemáticas invadidas por estos caminantes. Los disfraces son de lo más variopinto: todo el mundo se ha convertido en zombie, por lo que se encuentran animales, señoras y hasta Jesucristos “infectados”.

URL de la imagen: http://www.fotopedia.com/items/flickr-4481567247

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.