La tasa Tobin de la Unión Europea y la lucha contra la pobreza, ¿incompatibles?

Tasa Tobin

Angela Merkel y Nicolás Sarkozy han acordado aplicar la tasa Tobin, un impuesto a las transacciones económicas, para salvar a Europa de la crisis. Hay quien opina que podría utilizarse para acabar con la pobreza, pero ¿puede (y quiere) la Unión Europea afrontar este propósito?

La situación económica europea se mueve entre dos extremos difusos: a un lado, Alemania y Francia representan la prosperidad financiera, y al otro, se suceden los rescates e incluso la amenaza de quiebra en Grecia, Portugal e Italia. Entre uno y otro, se encuentra de todo.

Sin embargo, a la hora de tomar decisiones, son los grandes países los que toman el mando. Dada la situación de crisis en la que se encuentra la gran parte de Europa, la prioridad será paliar sus estragos, con medidas extremas como la reciente aprobación de un impuesto a las transacciones bancarias. Pero, ¿qué será más importante, salvar a los bancos, o acabar con la pobreza, ya sea europea o mundial?

La reunión de Merkel y Sarkozy

Los presidentes de Alemania y Francia, Angela Merkel y Nicolás Sarkozy, celebraron en agosto de 2011 una cumbre para adoptar medidas contra la crisis económica en la zona euro. La más comentada, y la que se empezará a aplicar más a corto plazo, es la del impuesto a las transacciones financieras. Más conocida como ‘tasa Tobin’, su objetivo es recaudar fondos que serán repartidos entre los países de la zona euro. Irlanda ha propuesto que todos los países de la Unión Europea se adhieran a esta decisión, pero el Reino Unido considera que sería perjudicial para su economía.

No es la primera vez que se intenta implantar este impuesto. El ex Primer Ministro británico, Gordon Brown, ya propuso esta medida para luchar contra la precaria situación financiera de algunos países de la UE. El Parlamento Europeo aprobó una “tasa Robin Hood” que luego se llevó a la cumbre del G-20 en Toronto (Canadá), pero finalmente el único acuerdo al que se llegó fue el de una tasa bancaria aplicable tras el rescate de una entidad financiera.

La Fundación Ideas calcula que se podrían recaudar entre 200.000 y 586.000 millones de euros con esta propuesta, según aparece en Público. De momento no se ha concretado cómo se repartirían los beneficios ni quién sería el encargado de hacerlo. Lo que sí acordaron Merkel y Sarkozy en la reunión fue retirar las ayudas europeas a los países cuyo déficit no se encuentre por debajo del 3% del PIB. No está claro si dentro de estas “ayudas europeas” se encuentra lo recaudado por la tasa a las transacciones financieras.

La tasa Tobin

Propuesta en 1971 por James Tobin, la idea de aplicar este impuesto le supuso el Premio Nobel de Economía diez años después. Esta tasa propone que a cada importación y exportación internacional no minorista se le aplicaría un impuesto que oscilaría entre el 0,1 y el 0,25 por ciento del beneficio total. Es decir, en una transacción de 100 euros, la tasa nunca supondría más de 25 céntimos.

[publi]

En una entrevista que concedió en 2001, James Tobin aclara que siempre propuso que el total recaudado fuera a parar al Banco Mundial. Su objetivo era alejar a los especuladores que invierten en divisas a corto plazo, ya que, al retirar de repente su dinero de un país, este se ve obligado a “elevar drásticamente los intereses para que la moneda siga siendo atractiva”. Por tanto, esta tasa “devolvería un margen de maniobra a los bancos emisores de los países pequeños y opondría algo al dictado de los mercados financieros”.

Los movimientos críticos de la globalización, así como algunas ONG, llevan años proponiendo la ‘tasa Robin Hood‘ (esto es, la misma tasa Tobin, rebautizada) como medida para paliar la pobreza. Sugieren que esta medida se aplique a nivel mundial, y que lo recaudado se reparta a partes iguales entre países ricos y pobres. De este modo, a los primeros no les supondría un gran gasto ayudar a los segundos, y estos verían la ayuda al desarrollo distribuida de forma más igualitaria y justa.

Tobin aclara que, aunque su prioridad siempre fue frenar el tráfico de divisas, no ve mal que los ingresos se utilicen para fines sociales, pero que en todo caso, el destino de ese dinero lo deberían decidir los gobiernos.

¿Cuáles son los intereses de Europa?

Para la rama española de la organización no gubernamental ATTAC, una de las más visibles en la reivindicación de la tasa Tobin, la propuesta “va en la dirección correcta, aunque su actual formulación sea claramente insuficiente por su falta de concreción”. Sin embargo, asegura que el control social de la banca y las finanzas debe sustentarse en cuatro pilares: “la implantación de la “tasa Tobin” (actual impuesto a las transacciones financieras), la erradicación de los paraísos fiscales, el impulso a una verdadera armonización fiscal en la UE y la redefinición, sobre bases más democráticas, de las funciones del Banco Central Europeo (BCE)”. ATTAC afrima que “si no se abordan de forma inmediata los otros tres pilares señalados, la tasa puede resultar muy insuficiente”.

ATTAC Argentina, por otro lado, señala que la tasa Tobin sólo tiene sentido si se utiliza para “romper con la lógica de favorecer la ganancia del capital como única meta”, a la vez que satisface “necesidades sociales insatisfechas, cuidando el medio ambiente”. La ONG Intermón Oxfam añade a estas peticiones la de la lucha contra la pobreza mundial. Para ello, es necesario (y en esto están de acuerdo ambas organizaciones) que el impuesto se aplique a nivel internacional.

ATTAC, así como otras organizaciones y ONG, llevan años pidiendo una tasa Tobin, unos por el fin de la especulación, otros por la lucha contra la pobreza. Durante la época de prosperidad financiera, Europa no consiguió que el G-20 aprobara esta medida para ayudar a los países más desfavorecidos. Ahora, cuando la crisis azota la zona euro, se establece, pero, por el momento, el objetivo es la recuperación de los países más afectados por la recesión económica.

URL de la imagen:http://commons.wikimedia.org/wiki/File:Msc_2009-Saturday,_11.00_-_13.00_Uhr-Zwez_002_Merkel_Sarkozy.jpg

2 Comments

  1. dkfs dice:

    En esta web hay un artículo que cita este en un comentario de su autor, y que creo que debe leerse:
    http://blogsostenible.wordpress.com/2011/09/01/el-deficit-cero-es-basico-para-la-sostenibilidad/

  2. Jorge dice:

    Genial artículo, esto hace reflexionar aún más sobre los intereses reales que tienen nuestros gobernantes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.